mujeres, sensaciones
Comments 2

Doña Drama Queen

Me basta un No pequeñito para montarme el trono.

Me basta con que alguien me haga un mal gesto o no me llame cuando yo lo esperaba o no responda a mi mensaje, para ponerme la corona de Reina del drama.

-OHHHHH!!! pobre de mi!! poooooobre de miiiiii!!!!

Y vago por la casa y busco a mis súbditos que me haga la corte y apoyen mi desgracia.

-SIIIIIII pobre de tiiiiiii

-Oh! cuan desgraciadaaaaa!!- y me dejo caer lánguida…

– YO!!! que hago tooooodooooo lo que puedo por ti!!! y así me lo pagas!!!!ohhhhh!!!

Y cada vez el trono es más grande, más dorado, la historia coge más fuerza y el castillo de la desgracia crece en el aire. Y los súbditos contestan:

-Oh! pobre de ti! tuuuuuuu que haces todo por ellos!!! qué mala pata!!! que vida estaaaaaa!!!!qué ingrata!!!

Y entonces en medio del drama aparece la zooooorra de mi amiga y me sopla al oído:

– ¿no estás siendo un poco exagerada?

Y el castillo con el trono y las lágrimas desaparecen como por arte de magia.

OH!

Nota: si esta Navidad ves algún Castillo recuerda que basta con soplar para que desaparezca

2 Comments

  1. Y cómo nos encanta eso de “yo yo yo yo, sufro más que nadie, esto es un complot, siempre me pasa esto a mí, ay ay ay ay ay, qué pena doy y cómo me gusta tocarme la llaga, ay ay ay…” Por ello, desde aquí, les doy las gracias a todas las zooorras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s