Servicio post-venta: recortes en buena educación y sonrisas

Todavía me tiembla el labio superior al recordar la cara del dependiente que me atendió ayer en el local de una conocida marca de sofás.

Intento olvidarlo, pero en cuanto me relajo un poco su cara viene a mi mente como si estuviese pegado a la ventana de mi coche… Sus ojos abiertos como platos mirándome fijamente… aaaahhhhhh!!!

Llevamos casi un mes hablando por teléfono. Ellos se llevaron mi sofá el 17 de noviembre para retapizarlo y me aseguraron que en un mes tendría a mi preciosidad de vuelta. Yo, que soy una hippie de postal, estaba encantada de la vida de pasar un mes sentada en el suelo con unas colchonetas y cojines, pero créeme, cuando pasa más de una semana el suelo pierde toda su gracia. Te tumbas, te tapas con la manta pones Sálvame de Luxe y te entran unas ganas locas de hacer cosas.

¡¡No hay manera de que el suelo te abrace y te engulla!!

 

Harta de ver documentales, pintar, coser y hacer gimnasia  el 26 de diciembre llamé por teléfono a la tienda ¿cúando me van a devolver MI sofá?

– Cuando tenga una respuesta le llamo.

Pasa una semana y mi amigo no me llama. Le vuelvo a llamar yo:

– Me he comido las uvas como si estuviese en Japón y se me están desgastando las rodilleras…

Sin inmutarse, sin apiadarse, sin una pizca de compasión me contesta:

– Ya le he dicho que cuando me digan algo de central le contestaré.

-No lo entiendes ESTOY SIN SOFÁAAAAAAAAAAA-no fue tan dramático como suena aquí, estuve muy comedida, de verdad- ESTE es mi DRA-MA!!! Llame AHORA mismo a la central y pregunte DON DE ES TÁAAAAAAAAÁAAAA.

SILENCIO

SILENCIO

Y más silencio, ¡esa fue su respuesta!

Le llamo de nuevo:

-Su sofá lo tienen los del seguro y están de vacaciones, vuelven el día 9. Si quiere puede llamar usted misma- me contesta mister simpatía y educación.

-NO. En mi resguardo pone que el sofá lo tienen ustedes y son ustedes los que tienen que devolvérmelo.

Le escribo carta los Reyes, les explico mi situación y mi desasosiego y les pido que si no pueden devolverme el sofá que por lo menos me den una respuesta…

NADA por parte de los Reyes.

Ponte en mi situación: ¡¡una casa  SIN sofá!! VACÍO existencial frente a una enorme TV de plasma. Me he perdido la ruptura de Kiko, las galas navideñas, las películas de Papa Noel y Navidades Blancas…

Por fin se acaba el turrón y llega el ansiado día 9. Madrugo y llamo a mi amigo que hace como que no me conoce al otro lado del hilo telefónico.

Me duele su indiferencia…

-Estoy esperando la respuesta de central.

– Bien, vuelve a llamar a central, por favor y llámame antes de que acabe la mañana con una respuesta. Si no sé nada del sofá esta tarde pasaré por la tienda a poner una reclamación.

TIC TAC TIC TAC TIC TAC

LAS 13.30 y… NADA!!!

Llamo a la tienda y mi querido HOMBREDEHIELO contesta al teléfono como si NO me ¡¡¡¡¡conocieraaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!

FUEGO

FUEGO

FUEGO dentro miiiiiii. El infierno se ha instalado en mi vientre y mi garganta, se derrite el teléfono en mis manos!!!

-Dame el número de central, voy a llamar YO!!!

-902…

-No me jodas que voy a tener que pagar la llamada?????? dame un número gratuito, te llamo sentada en el¡¡¡¡ PUTO suelo!!!!!!!

-No hay- dice el hijo secreto de Mr. Scrugle- respecto a lo de la reclamación, puede venir cuando quiera. No tenemos ningún problema en facilitarle las hojas.

-¡Faltaría más!-le contesto- ¡para eso están!

Me busco la vida, consigo un teléfono normal y llamo a central. Una señorita muy amable me cuenta que están esperando desde el 20 de diciembre que pase por la tienda para elgir el tejido del retapizado y firmar la autorización.

HOGUERA

ARDO por dentro y por fuera. Vomito fuego. Me desintegro. Me subo por paredes y techos. La señorita se disculpa muy amablemente y se PONE en mi LUGAR.

Interior. Tarde. Tienda de sofás.

Entramos en la tienda, me identifico. Un señor con gafas y corbata me indica con un gesto que me siente en una silla. Me extiende un muestrario de piel de diferentes colores. Sin mediar palabra coge unos papeles y se sienta al otro lado de la mesa. NO se si reír o llorar. Llámenme ilusa, esperaba un “lo siento”, un “ha sido un malentendido”, una sonrisa cómplice, una muestra de “somos víctimas de un sistema” . NADA.

Hacemos el trámite como si estuviese rellenando los papeles en cualquier aduana de USA y les pido la hoja de reclamaciones. Sin inmutarse, sin explicarse, sin una pizca de arrepentimiento en sus ojos, estira el cuello y me mira fijamente como si fuese una LOCA mientras les explico cómo me he sentido por la falta de información en todo este tiempo: un mes y TRES semanas a la sazón.

No sé si el contrato de este señor es precario o no, si tiene pluses, si cobra comisiones, es fijo o temporal… de lo que estoy segura es de que sonreír es gratis y que si en vez de mirarme con ojos de avestruz me hubiese dicho “Le entiendo” ahora no estaría poniéndome el abrigo para llevar la reclamación a consumo.

Anuncios

7 thoughts on “Servicio post-venta: recortes en buena educación y sonrisas

  1. ¡Aaaaaahh! Según iba leyendo la entrada me iba poniendo más furiosa, le hubiese cogido y le hubiera %6@=$€·#@ ¡Aaaaaaah!
    Jajajajajaja ¡Me ha encantado!¡La he vivido en propias carnes!
    ¡Cuando tengas el sofá quiero la entrada en la que expliques qué has sentido la primera vez que te sientas en él después de tanto tiempoo! 😉

  2. yo luche 7 meses para que me arreglen pero, sufi lo mio, me costo mi salud, cada vez que veia el sofa en mi salon, me deprimia, pensando en el dinero que me costo, y en lo malo que me salio…………….

  3. a mi me lo arreglaron despues de tanto luchar y cagarme en la madre que los pario….en la tienda ya no me querian ni ver, y me paso lo mismo que al principio fue un derroche de atencion,, bueno para los que esteis sufriendo con estos estafadores, os aconsejo que hagais unas pancartas y se pongan en la puerta de la tienda…………amenazando que vais a llamar a la tv. ademas los programas de cotilleo estan locos por una noticia como esta……eso les pone las pilas,,,,,al menos a mi me resulto………yo estaba 7 meses esperando, llamando a todo el mundo y nada que me solucionaban. asi que tome este camino y en un mes me dijeron que los recambios ya estaban en tienda………….yo compre ese sofa en la tienda de fuengirola-malaga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s