No es país para gordas

Y a las pruebas me remito:

Cuando nací el médico dijo que era muy gorda (casi 5 kilos) y me puso a régimen:

 tomas cada 4 horas en vez de 3

ejercicio cardiovascular 3 veces por semana

Yo siempre he sido más de sentarme al sol a leer  un ratillo …

Pasaron los años y en mi mente siempre estuvo la idea de que era demasiado grande para este mundo. Lo corraboró un recepcionista del hotel ” El Bilbaíno” en Benidorm, donde pasé mis primeras vacaciones con amigas:

-¿Sois Vascas?

– No, aragonesas.

– Vascas o aragonesas da igual ¡Todas grandes como vacas!

Él se quedó tan ancho y nosotras tuvimos que pasar por la barra para ahogar nuestros bikinis en cervezas antes de ir a la playa. .

Nadar es el único deporte en el que no notas las lorzas así que decidí comprarme un bañador de competición. El señor poniendo cara de me hago cargo de tu situación me dijo:

No importa lo que me cueste, encontraré un bañador de tu talla, aunque yo mismo te lo tenga que hacer con un paracaidas.

Mientras desplegaba ante mi un bañador en el que pudimos meternos mi hermana, una amiga y yo. El muy cabrón consiguió que no fuese a nadar esa temporada.

Una va acumulando mala hostia y sale toda junta el día menos pensado, en este caso fue en el probador de una tienda en la época en la que  los dependientes te atendían:

-Como me vuelvas a traer un vaquero que no me valga saco la recortada.

Hay veces que la violencia funciona:  el tio  me sacó el pantalón perfecto  y mi hermana juró que nunca más me acompañaría de compras.

Para sentirme delgada tuve que irme a vivir al extranjero:  fue en USA cuando entré en una tienda de ropa para gordos, sin yo saberlo, y escogí unas medias XL. La dependienta abría sus ojos como platos mientras me decía que NO era mi talla y yo, erre que erre que SIIIIII que yo soy GOORRRDAAAAA. Me dí cuenta  del error al llegar a casa y comprobar que dentro de las medias cabía mi JEEP.

Más tarde pasé una temporada en Irlanda donde la talla L quiere decir LARGE y se corresponde con su nombre. Una puede encontrar ropa de su talla en cualquier sitio, incluso te encuentras con la agradable sorpresa de un pantalón demasiado grande en cualquier Zara

Últimamente leo que vuelven las curvas y desde algunas publicaciones se nos da permiso para existir.. .

BIEN, mil gracias señores. No vengan ahora pavoneándose como si hubiesen inventado la pólvora, nosotras llevamos aquí toda la vida. Eso sí, si esto va en serio  tendrán que:

  1. enseñarles a los diseñadores a hacer patrones con curvas
  2. convencer a los fabricantes para ensanchar sus faldas a la anchura de nuestras caderas y
  3. surrurrarme al oído que estoy muy buena dos o tres veces al día hasta que se me olviden todas las veces que me dijeron que era demasiado gorda para este mundo…

Entonces me creeré que  no es una moda pasajera.

Anuncios

7 thoughts on “No es país para gordas

  1. eres muy buena, de verdad!!
    Me prometí a mi misma que a los 50 me dejaría de teñir el pelo y me permitiría engordar… y en eso estoy… siempre encadenada a la pelu y a alguna dieta… he descubierto la parcelita de libertad que necesitaba!! … igual un día me propongo no depilarme más jajajjajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s