¡¡El Barco se hunde!!

Este es el grito que se oye desde cualquier sitio. No hace falta ver las noticias ni leer los periódicos basta con salir a la calle, hacer la compra o tomar una cerveza, en cualquier momento alguien te va a contar que EL BARCO SE HUNDE.

Entonces entra el miedo y lo único que haces remar, remar con todas tus fuerzas.

El barco se hunde voy a hacer todo lo que pueda por salvarlo.

Viene otra ola y el patrón grita desde  proa:

-SIGUE REMANDOOOO  no estás remando bastante fuerte. Nos hundimos por tu culpaaaaaAAAaaaaaa

Y tú, sigues remando. Remas con todas tus fuerzas no paras ni a comer, ni a hacer pis, no tienes tiempo ni para beber agua.

No puedes  levantar la vista. Enfocas al suelo y empujas con todas tus fuerzas. Tus compañerxs al lado están haciendo lo mismo. Entre nosotrxs nos damos ánimos:

-Vamos a salir de esta. Podemos. ¡¡Vamos a salvar el barco!!

Estás tan ocupada remando, tienes TANTO miedo a que el barco se hunda y TÚ con él que no te das cuenta que no hay tormenta, que no estás en peligro y que mientras te partes el lomo remando tu patrón está en la borda, tomando un martini, tumbadito al sol riéndole las gracias al patrón de otro barco…

Cuando paras un segundo, reúnes valor y saltas del barco descubres un agua fresca y clara, una isla desierta en la que crecer, vivir y disfrutar.

NO ES TU BARCO

NO ES MI BARCO

Me bajo.

Da vértigo. Es difícil lanzarse al agua… está fría, tendré que nadar, estaré a merced de las olas, no tendré a nadie que me…

¿que me qué?

¿que me grite desde proa cuanto tengo que remar?

¿qué me amenace con tirarme por la borda por no hacer lo que él dice, como él dice y cuando él dice?

¿que me de una palmadita en la espalda a final de mes?

¿que me apriete los grilletes cuando no pueda remar más?

Que les jodan

Que se metan el barco donde les quepa.

Este no es el barco en el que quiero viajar. No es es sitio donde quiero que crezcan mis hijos. No es el viaje de mi vida.

ABANDONO el barco.

Lo hago de forma consciente y con la cabeza bien alta.

Este no es mi viaje.

Yo quiero llegar nadando a la playa, vivir feliz, sin esclavos y sin remos aunque a veces tenga frío y miedo.

Anuncios

One thought on “¡¡El Barco se hunde!!

  1. Como diría el poeta norteamericano Robert Frost:

    “Dos caminos se bifurcaban en un bosque y yo,
    Yo tomé el menos transitado,
    Y eso hizo toda la diferencia”.

    Ahí, es donde es, para mí, donde se marca la diferencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s