Entreno. Día 35.

Miércoles 28 de noviembre.( sigo con mi retraso…)

Encuentro con Ales para comenzar el nuevo plan.

Exterior. Día. LLuvia/viento/granizo/sol intermitentemente.

Nos tomamos un café rápido y nos lanzamos a la calle paraguas en mano.

Hablamos un poco de cómo me encuentro y de lo importante que es donar sangre durante las vacaciones deportivas.

¡Ah!

Resulta que se requiere de TOOOOOOOODA la sangre del cuerpo cuando haces ejercicio. ¡No lo sabía, chico!

Empezamos y nos tenemos que resguardar de la racha de viento detrás de una pared, imposible avanzar. Hoy va a ser un 3×1 o lo que viene siendo un “MUERE COBARDE.”

1ª parte.

Subir escaleras de dos en dos. Las del Acorazado Potemki. Empiezo a subir las escaleras y noto como me suben los glúteos nivel: medias reductoras.

2ª parte

Pirámide cuesta arriba…

¿perdona? Sí, pirámide CUESTA A RRI BA. Igual que la otra pero por una cuestita y con descansos de 1 minuto en vez de piramidal. Así que allá vamos. Cuando emprendemos el puente de La Salve arriba empieza a granizar, afortunadamente desgraciadamente dura solo unos segundos y podemos seguir con la pruebecita.

Hop Hop Rodillas arriba, Rodillas arriba, rodillas arriba.

No tengo fuerzas para decirlo en voz alta pero en mi cabeza resuena esta canción:

Cuando llegamos arriba del todo creo que voy a morir y me sobran hasta los calcetines. Mientras lucho contra mis ganas de dejar de respirar para siempre, Ales me recuerda la importancia de no donar sangre durante el entreno. Oído cocina.

Qué hay detrás del bosque...
Qué hay detrás del bosque…

3ª parte

Y no, no es el funeral. Pirámide cuesta abajo. Piensas que aquí todo será más fácil, pero al ir cogiendo velocidad me doy cuenta de que no sé andar rápido, me resulta complicadísimo ir rápido y cuesta abajo.

Siento los glúteos prietos y arriba, nivel: faja de los años 70.

Acabamos cruzando el puente de La Salve bajo el granizo, no puedo más.

– No se puede donar sangre mientras se entrena.

– Entonces ¿tengo que acabar con mi vida solidaria?

– No, pero primero eres TÚ y no puedes dar algo que necesitas. (That´s my life) Dona sangre durante las vacaciones, cuando no estés entrenando y te dé tiempo a recuperarte y volver a ponerte fuerte.

Hacemos un recuento de lo que tengo que hacer el próximo mes, nos despedimos y me voy a mi casa.

Me doy cuenta que el mes pasado me he saltado los días señalados para DISFRUTAR caminando.

Me entristece enormemente.

Últimamente me estoy saltando este verbo continuamente.

¡ No me esperaba esto de mi!

Tíos Buenos: 2

Señoras paseando perros: 14,825

Colonias apartadas del mundanal ruido: 1

Nota de la autora: esta semana no he entrenado más y escribo este post en la cama. Es domingo y me he dado la mañana libre. Hoy me he propuesto disfrutar, solo disfrutar. ¡Bien por mi!

Anuncios

One thought on “Entreno. Día 35.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s