El monte, el sol, el mar y una maKila

Ayer, no me preguntéis por qué, me tiré al monte.

Mi chico había quedado con sus compañeros de trabajo y me dijo si quería ir. “Luego comeremos por ahí”

Si no me hubiese dicho esto seguramente me lo habría pensado un poco más pero así…

La cita: Sodupe 9,30

Clima: Soleado

Asistentes: Iñigo, Salva, Juatxu, Gorka, Efren, Koldo y la menda

Objetivo: Eretza

Nos encontramos todos.

-May ¡no sabía que eras montañera!!

– ¡Yo tampoco!- a las 9,30 de la madrugada no estoy para mucha conversación.

Emprendemos la subida. Y lo digo así de golpe, porque así de golpe, empieza el camino; sin calentamiento. Una cuesta de tres pares de narices. Cuando por fin se acaba a mi me tiemblan las piernas y soy incapaz de articular palabra.

Me paro unos segundos para tomar fuerza y anunciar mi retirada.

-NOOOOO, no te vayas, si ahora viene llanito y la subida fuerte ya ha terminado.

-Bueno, sigo un ratito y cuando me canse me daré media vuelta. Pero no me esperéis, prefiero ir a mi marcha.

IMG_2882

Para cuando me quise dar cuenta me quedaban 100 metros para llegar a la cima. NO voy a decir que fueran los mejores 100 metros de mi vida. Preciosos si hubiese podido ver algo pero tenía la vista nublada por el esfuerzo.

(me salto un trocito de la subida por estar lleno de palabras mal sonantes)

¡¡Al fin, cuando ya habían hecho 3 paellas y 8 chuletadas llegué a la cumbre!!

IMG_2898

¡Ah! El mundo a mis pies.

Bueno, pues ahora ya no queda más que bajar.

JAJAJAJAJAJAJA

JAJAJAJAJAJAJA

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

¿por qué le llaman bajada cuando quieren decir muerte?
No quiero añadir más drama a este post.

Y por fin llegamos al restaurante. Fui la última en llegar, claro. Cervecita fresca, arroz caldoso y carioca. Todo riquiiiiisimo. Como en casa. Pero lo mejor es cómo nos recibieron en el restaurante. Con alegría. Con ganas de charlar, de cuidarnos, de ayudarnos a “recuperar” después del esfuerzo.

Para mi sorpresa, justo antes de servir el primero se acerca Juanma, el dueño del restaurante Batirtxe a la mesa y me regala una makila de avellano.

-Mira, pintada a mano, mira, mira, aquí tiene los dos montes de Sodupe, el escudo del Athletic y la Ikurriña. Por ser una VALIENTE!

Me embarga la emoción, casi con lagrimillas en los ojos…

-NO TE EMOCIONES, me dice, NO TE EMOCIONES!!

IMG_2911

Yo intento no emocionarme, a lo vasco, pero no puedo y me levanto y le planto dos besos.

-¿eres del Athletic?

. SÍIII- miento.

-¡Pues ahora a comer!

Pregunta Retórica: ¿se puede disfrutar cada día en el trabajo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s