El día que me quiera

El día que me quiera llegará. Será un día soleado o lluvioso, no importa. Pero será un buen día, seguro.

Me levantaré temprano sin pensarlo y antes de poner el pie en el suelo me alegraré de estar viva.

El olor de café será intenso y en las tostadas calientes se derretirán unas lonchas de jamón.

Ningún pensamiento vendrá a mi mente mientras lo saboreo. Masticaré despacio, sin prisa, como si desayunar fuese lo más importante que tengo que hacer en todo el día. Disfrutaré de cada segundo. No leeré ninguna revista, no encenderé la radio, no correré a ver cuantas notificaciones tengo en Facebook.

Disfrutaré de cada segundo. Del café, de las tostadas, del jamón…

Después iré a darme una ducha pero antes… Antes, al pasar por el espejo me veré. Me veré. Me pararé. Me miraré. Abriré los ojos fuerte y me diré:

Me quiero.

El día que me quiera está muy cercano. ¡Voy!

IMG_1433

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s