Sembrar. Primera parte.

El año pasado sembramos espinacas en una maceta. Pasaban los meses y allí no salia nada, ni brotes verdes, ni espinacas ni ná. Dejamos de mirar la maceta y nos olvidamos de ella cuando de repente, sin venir a cuento y como de la mismísima nada aparecieron las espinacas! Casi ni nos acordábamos ¡pero si aquí hay espinacas! Las recolectamos y nos comimos un delicioso plato una soleada mañana…

¿a qué viene este apunte hortícola? Les cuento:

Me recuerda que hace ahora un año estuve aquí:

fb_img_1480793499420

Las jornadas “Reflexiones sobre violencias machistas. Basauri, Euskalerria y República Democrática del Congo” organizadas por medicus mundi bikaia fueron maravillosas y muy reveladoras escuchamos las experiencias de mujeres que, a priori, viven realidades muy diferentes pero una vez puestas en común la realidad es que la violencia machista nos atraviesa a todas, las leyes están a nuestro favor y  en todas las ocasiones las LEYES NO SE CUMPLEN.

Una se queda de piedra cuando asume que parece que está todo hecho y sin embargo todo queda por hacer. El segundo día quisimos recoger esta conclusión y hacer algo para cambiarla.

¿qué podemos hacer nosotras, pequeñas hormiguitas sin importancia, para cambiar esta realidad MUNDIAL y trágica? No podemos liarnos a hostias con el mundo entero, no podemos tomar  los gobiernos de nuestros países e imponer que se cumpla la ley, no queremos estar todo el día enfadadas, angustiadas, no queremos estar solas…

fb_img_1480855984239

Paramos, respiramos, conectamos con nuestro cuerpos y buscamos dentro, muy dentro qué es lo que puedo hacer YO para cambiar esta realidad. Cortamos y pegamos, coloreamos, hablamos, debatimos, nos cuestionamos.

 

Necesitamos crear alianzas.

¿Cómo se crean alianzas? ¿cómo crear vínculos entre todas las personas para que podamos reconocernos en las otras?

Y entonces se nos ocurre:

ESCRIBAMOS cartas de amor.

Primero a una misma. Después enviaremos esa carta a otras 10 personas que elijamos.

Somos 7 mujeres en el equipo. Leemos nuestras cartas de amor en voz alta, nos emocionamos, sabemos que el mundo, nosotras necesitamos mostrarnos vulnerables para estar fuertes.

El mundo, nosotras, necesita poder expresar amor.

El mundo, nosotras, necesitamos expresarnos y perder el miedo al rechazo.

El mundo, nosotras, queremos amar y ser amadas.

Termina la sesión, todas nos comprometemos a reenviar la carta…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s