Apuntes para el mes que viene

¿Sabes esas historias que cuenta la gente que ha estado a punto de morir?
Que de repente le pasa toda su vida enfrente, como una película.
Eso me pasó a mí ayer.
Lo extraño es que no fue en un accidente o rozando la muerte,
fue en un momento de felicidad sublime (igual eso es la muerte)
tanta que te tiemblen las rodillas y tienes que sentarte disimuladamente para no dar el cante.
Me pasó por delante,
me recorrió el cuerpo entero,
se me llenaron los ojos de lágrimas
al sentir la certeza de que estoy donde quiero estar,
haciendo lo que quiero hacer,
dando lo que quiero dar
y recibiendo más de lo que nunca soñé.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s