UCIO. 21 días en el mar.

Día 1.

Esto no es un reto. Esto son cuidados extremos, me  lo digo y me lo repito para mis adentros, en voz alta, en bajito, me lo escribo y me lo aprendo.

Es medicina.

Es un plan urgente. Emergencia pura. Estoy que no me encuentro.

Septiembre me enloquece. Eso ya lo sé. Cada año lo mismo. El agujerito es cada vez menos profundo pero igual de dañino por lo que lo conozco. Si ya sé donde está, qué daño me hace no sé porque vuelvo a meterme cada SEP TIEM BRE.

Ayer no disfruté ni un segundo. Cada brazada me enredaba más y más en el hilo de pensamientos, menuda maraña. Entré cabreada y salí cabreada. Hoy estoy todavía MÁ enfadada. Más radical aunque a mí me gusta llamarlo Exquisita. No paso ni una. Me gusta no pasar ni una aunque me gustaría más ser radical sin hacerme daño, sin tener que estar enfadada, desde la dulcura, como esa página…dulzura radical

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s