¡¡¡Arriba las Gordas!!

Ayer completé los 3.200 metros de la Travesia de Plentzia.
Captura
Los últimos 50 metros se los dediqué a todas las GORDAS.
A todas las que hemos pensado que nuestro cuerpo no sirve para el deporte.
A todas las que nos hemos negado la libertad de movimiento porque creíamos que nuestro cuerpo no era digno.
A todas las que hemos pasado vergüenza el primer día de playa.
A todas las que nos han mirado con desprecio el primer día de spinning.
A todas las que nos han dicho “aquí no tenemos tu talla”
A todas las que alguna vez en su vida han hecho dieta
A todas las que siempre están a dieta
A todas las que siempre se sienten mal por saltarse la dieta.
A todas las que han visto ffotos de hace 10 años y se han dado cuenta que entonces NO estaban gordas.
A todas las que alguna vez no se han sentido dignas  por no tener el aspecto físico que la sociedad aprueba.
En cada brazada pensé en los “No puedes” “No comas pan” “No parece que hagas ejercicio” “No es por estética, es por salud”, etc.
Pensé en todas las veces que no he tratado bien a mi cuerpo, en todas las cosas que me he dicho que son las mismas que oigo todos los días a mi alrededor:
Tengo que adelgazar
NO me acepto
¡Huy!esto no que engorda
¡Ay! estoy muy gorda.
Mañana empiezo la dieta
Estoy a dieta
Eres guapa de cara
¿estás embarazada?
No puedes llevar esa ropa
Me sobra tripa
Cuando adelgace me compraré esto
No puedo comer
Me gusta beber cerveza pero engorda
¡cómo has engordado!!
Estás muy gorda
No quiero engordar
¡Sé feliz perdiendo los kilos que te sobran!
No te cuidas.
Si te cuidaras un poquito…
HOy voy a portarme bien.
Hoy he sido mala, me he saltado la dieta
etc por que esta lista es infinita
Os prometo que mientras remaba con fuerza en el últimos metros pensé en todas y en mí.
En mi cuerpo perfecto que funciona de maravilla, que es poderoso, fuerte, atrevido, que cuando pienso que no puedo más me sorprende y encuentro otra reserva de fuerza.

Tengo 47 años, nunca me había sentido tan orgullosa de mi cuerpo como lo estoy ahora y ¡no hay derecho!

No hay derecho que tengamos que recluirnos detrás de las dietas, que tengamos que justificarnos todo el tiempo y que no podamos entregarnos con fiereza al placer de disfrutar de nuestro cuerpo de la forma que elijamos: haciendo deporte, comiendo, follando, paseando libres por las calles, contoneando las caderas.
NO hay derecho a que la gente opine de nuestros cuerpos, nuestros pesos, nuestra presencia.
NO HAY DERECHO a que nos roben el placer de disfrutar de nuestros cuerpos.
Soy consciente que no puedo pediros que no hableis de los cuerpos con desprecio, que no se hagan comentarios, comparaciones porque cada una vamos estamos en un momento distinto y pensamos diferente pero quiero decir una cosa:

¡¡Me pongo a DIETA!!

Dejo definitivamente de despreciar mi cuerpo serrano.
 YO estoy MUY ORGULLOSA d mi cuerpo.
Lo AMO, me encanta, lo disfruto, estoy muy agradecida por todo lo que me proporciona.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: