Grito por mi.

Hace casi un mes participé en este festival…

Me costó mucho preparar mi interevención por el título de la propuesta:

Grito por Mi.

Era justo el día después de que miles de mujeres se manifestaran a favor de otras miles de mujeres y me parecía muy loco gritar por mi cuando todo el mundo estaba gritando por las otras. Apareció muy grande, en fosforito, con luces de neón la etiqueta

EGOíSTA

¿Como puedo pensar en mí en un momento como este cuando todo el mundo está pensando en las demás? Me retorcía en la silla mientras intentaba dejar salir las palabras….

Hoy

GRITO POR MI

No por vosotraas

ni por las que estuvieron antes y han hecho esto posible

GRITO POR MI

no por vosotras

compañeras necesarias

GRITO POR MI

no por vosotras

ni por las más jóvenes, ni las pequeñas, ni vuestras hijas, ni vuestras nietas

Hoy

GRITO POR MI

No por vosotras

ni las que faltan

HOY

GRITO POR MI

y me cuesta mucho decirlo en voz alta

Plantarme aquí en medio

darme el espacio

GRITO POR MI

Por lo que es mio

por lo que necesito

por lo que yo quieero

por lo que deseo

por mis inquietudes

por mis miedos

por mis pensamientos

por mi cuerpo

hoy pongo el GRITO EN EL CIELO

¡POR MI!

¡POR MI!

¡POR MI!

TEnía miedo de decirlo en voz alta porque pensaba que iba a ser juzgaada, que la gente pensaría que soy una egoísta y que gritar por una misma es una accion muy poco sorora. Pensaba que no se entendería como una acción de empoderamiento, de ponerme la primera, de alzar mi voz, de darme el sitio qu me pertenece. De darme la oportunidad de hacer algo por mí, para mí. Atender mis necesidades, exponerme con la vulnerabilidad ante el juicio ajeno. Tenía miedo de decirlo en voz alta pero lo hice y me quedé muy ancha. Me sentí grande, poderosa, sana.

Al final alguien me dijo: “yo no grito por mi, grito por todas” justo la frase que necesitaba oir para que todos mis miedos se hiciesen realidad! Es verdad, la gente pensó que soy una egoista. Pero ¿sabes qué? que no fue para tanto, lo escuché, aseentí, respiré y seguí para adelante.

Este camino de hacer las cosas por mi, es un camino de no retorno. Un camino de braveza, de exploradora, de intrépida, de atrevida, descarada, fresca, libre, revuelta, salvaje, osada. A veces complicado recorrerlo pero siempre ¡la mar de interesante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: