sensaciones
Dejar un comentario

ay! qué mal están las cosas…

y peor que van a estar!! algunos lo de la crisis se lo toman a la tremenda , se suben al carro de que todo está muy mal,muyyy mal y no hacen nada para cambiar las cosas…

Me explico.

Ayer llegó a mi buzón hotmail, entre todos los correos basura,  una promoción:

Pedicura Spa y maquillaje de día, 24€.

-¡Esta es la mía! pensé.

El lugar, muy chic y glamuroso promete “De los pies a la cabeza” :pelu, ropa, clazado y complementos, personal shopper… Glamour por los cuatro costados. Con un poco de suerte encuentro peluquero y no tengo que hacer 400 km cada vez que quiero cortarme las puntas… Concerté la cita para esta mañana a las 10.

Me he levantado revueltilla por que he soñado con mi esperada cita y mientras me limaban las uñas, una de las peluqueras intentaba ponerme la anestesia para empastaarme una  muela. Cuando le he dicho que no me gustan las anestesias y menos puestas por una peluquera se ha indignado mucho, ha llamado a su jefe que era spiquiatra y¡¡ me han echado de la peluquería!!

Ante este sueño premonitorio lo más sensato hubiera sido anular la cita, pero le he restado importancia y puntual me he presentado a la hora acordada.

Me ha recibido una mujer de mediana edad que desembalaba zapatillas, me ha preguntado que quería y orgullosa le he tendido mi Bono. Amablemente le he dicho que renunciaba al maquillaje de día, tengo la piel delicada, hace calor y no me apetece ir enfundada bajo una capa de maquillaje base. Ella solícita me ha ofrecido cambiarmelo por pintarme las uñas de las manos.

-Genial!- le he dicho.

Entonces aparece su jefe, un chico joven con gorra de beisball y me dice que es imposible realizar el cambio.

-Eso no depende de nosotros-  se excusa.

Y yo me pregunto, ¿de quien depende? ¿de la NASA?

Pero no se lo pregunto por que se que esta clase de respuestas está a la orden del día y los comerciantes se piensan que los usuarios somos tontos y no tenemos ni idea de como va ese entramado de hacer pedidos y cambios sobre la marcha.

No es la primera vez que me dicen:

-“lo de las tallas no depende de nosotros”

-“No, últimamente no traen ese producto…”

Y no estoy hablando de grandes cadenas, si no de pequeños comercios que parece que dejan las decisiones importantes a los extraterrestres y no está en su mano darte buen servicio.

Total, que he pasado al zulo donde Isabel trabaja. Me ha metido los pies en agua hirviendo dentro de una ensaladera de IKEA (tengo una igual, no pensaba que me cupiesen los pies dentro, pero al llegar a casa lo he probado y si, me entran).

Se ha interesado por quién me habia pintado las uñas anteriormente y le he contado que habia estado en uno de esos sitios de uñas tan americanos ( del que nunca debí salir) llevado por unos tailandeses,

-“tailandeses eh? pues te las han pintado muy bien para ser Tailandeses, que no digo yo que las pinten mal, que seguro que yo las pinto peor, pero no son tan buenos como las colombianas…

Después me ha repartido una crema por los pies, me los ha envuelto en bolsas de plástico, ha apagado la luz del zulo y cerrando la puerta me ha ordenado: ¡¡RELAJATE!!!

Y mira que soy de relajación fácil pero un escalofrío me ha recorrido todo el cuerpo, y he tenido miedo, mucho miedo…

Al rato, no se cuanto pero se me ha hecho ETERNO ha vuelto y ha empezado una de estas conversaciones que te dan las esteticienes que no llevan a ningún sitio, mientras me ha cortado las uñas con un cortauñas de los de toda la vida, me ha limado las yemas de los dedos, y me ha lanzado el esmalte por las uñas y alrededores, después me ha dado otra vez un tiempo para RELAJARME mientras se me secaban. Se ha marchado y he sentido que la siguiente vez que entraba en el zulo lleno de cajas negras(de Ikea También) tendría una jeringuilla e intentaría empastarme una muela…

Cuando me he incorporado he descubierto que, efectivamente, ella pinta las uñas peor, mucho peor que los tailandeses.

Llegado a este punto me pregunto con qué fin han realizado esta promoción los dueños del negocio. ¿Por qué han pensado en gastar dinero a lo tonto tal y como están las cosas?

Por lo que a mi respecta estos son algunos truquitos que no fallan conmigo cuando soy clienta:

– Que sepan hacer su trabajo.

– Un saludo a la entrada, no hace falta que me sonrían pero me encanta que me miren como si existiera.

– Que me hablen en castellano o inglés que son los idiomas que entiendo.

– Que al salir recojan mis gracias y mi sonrisa, (no hace falta que me devuelvan esta última pero si se sienten con ganas lo agradeceré enormemente).

Señores comerciantes, por favor dejen de echar balones fuera y atiendan sus negocios, cojones!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s