sensaciones
Dejar un comentario

muuuuuuucho que contar

y como me pasa siempre que dejo tanto tiempo sin actualizar no se ni por donde empezar.
Septiembre ha sido un MES espectacular. GRANDE, completo, intenso. Me gusta septiembre. Comparto con muchos la sensación de empezar un nuevo curso,  terminar  un ciclo. A pesar de que termina el verano, los días se acortan y la luz baja su intensidad, a mi septiembre me trae la alegría de lo nuevo, de estrenar, de vaciar armarios, hacer limpieza…
Así fue como empezamos nuestras vacaciones: con una¡¡¡ LIMPIEZA GENERAL de la casa!!!

Para mi una limpieza general es como para un católico unos ejercicios espirituales o para un indie el festival de Benicassim. Esta vez alquilé por internet una vaporeta, cuando fui a recogerla mientras el chico me explicaba los detallles de su funcionamiento se me hacia la boca agua… Me imaginaba empuñando el accesorio para limpiar los cristales y notaba como se me iluminaba la mirada pero el momento cumbre de la explicación fue cuando me dijo que era: ILIMITADA.

-¿¡¿¿como???
– Si -me explica- no hace falta dejar que se enfrie para recargarla, asi que puedes usarla sin limite.
OYYYYYY!!!!!! madremiaaaaaaaaa!!!! mi imaginación vuela a la velocidad del chorro del vapor y me imagino tooooda la mañana con la vaporeta en el baño!!! la palabra ILIMITADA golpeaba en mi cerebro.
Pasé 2 dias empuñando mi vaporeta y rociándolo todo con mi amado KH7. Limpiando todos y cada uno de los rincones de la casa. No podía parar, no podía parar. Baños, cocina, persianas, armarios, suelos…. Dos días intensos que alcanzaron el climax cuando pude observar cual Bree Vandecam toda mi resplandeciente obra.

Limpiar es una de las meditaciones más efectivas de todas las que he probado. Las meditaciones guiadas donde te sientas en una silla y cruzas todo tipo de mares, montañas, arcoiris y luces doradas me parece un juego de niños comparado con una buena limpieza. Yo me conecto con mi respiración, con mi cuerpo y con todo lo que quiero limpiar de mi vida.  Aprovecho la rabia para los momentos de “frotar”, toda mi tristeza para los momentos en que el vapor se convierte en agua y cae como las lágrimas por los cristales, y dejo que el agua, limpie y purifique, haga sitio para lo nuevo.  Aprovecho la limpieza para recordarme lo mucho que me quiero, lo mucho que me gusta mi casa, y lo muchiiiiiisimo que me gusta mi hogar.

Disfruto cada segundo por que me hago consciente de que estoy llenando mi hogar de AMOR. Estoy preparando un lugar donde recibir y compartir todo lo que tengo para dar. Cuando termino y lo veo todo limpio, no solo veo brillar las baldosas de la cocina, me veo brillar a mi por dentro…

Tiempo para mi.

Me gusta mucho limpiar. ea! ya lo he dicho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s