No tengo, no tengo, no tengo… o la excusa perfecta

Hace ya días que me dí cuenta de cómo empleo el no tengo como la excusa perfecta:

No tengo tiempo…
No tengo dinero…
No tengo conocimientos…
No tengo ganas…

Desde que me di cuenta de cómo estas excusas trabajaban en mi contra  me he propuesto no utilizarlas y cambiar el verbo tener por querer.

No quiero gastar este dinero en…

No quiero invertir mi tiempo en…

No quiero aprender más sobre esto…

No quiero hacer esto otro…

¿qué he conseguido con esto?

Por una parte salir de ese estado de CARENCIA,  de pobre de mi que aunque quiero hacer esto no puedooooo.
Por otro ser más selectiva con todo lo que hago, compro o dejo de hacer.
Y por último focalizar en lo que SÍ quiero. Al poner toda mi atención y toda mi energía en el SÍ todo es más sencillo.

 Realmente desaparece lo que NO quiero hacer y se abre ante mí la puerta del í y

lo que es más importante para mí en este momento salgo del estado de CARENCIA.

Me siento más llena, más relajada y más feliz.

Anuncios

2 thoughts on “No tengo, no tengo, no tengo… o la excusa perfecta

  1. Me gusta. Me parece muy buena idea. Yo me he dado cuenta de que cuanto más me repito que no tengo tiempo, menos tiempo tengo ¡y resulta que tengo tooodo el tiempo del mundo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s