Entreno. Día 32.

GUAUUUUU

TREINTA Y DOS
Treinta y dos días.
Tendría que estudiar anatomía para encontrar una parte de mi cuerpo que no me duela. Pero sigo viva. Aunque a veces no lo parezca.

A veces durante la mañana me he sentido muerta, no se muy bien cómo he llegado a ese estado porque he empezado realmente bien. Hemos jugado a una versión del juego infantil del “Pañuelo” ¿te acuerdas? uno tiene el pañuelo, hay dos equipos, cada componente tiene un número y cuando lo oye tiene que salir corriendo a por el pañuelo… Yo era el 2. Frente a mí, el otro dos, un jovencito hijo del viento. Rápido como él solo. Bueno, he pensado, todo pasa, así que esto también pasará y lo he sentido mucho por mi equipo, que tenía que cargar con la más lenta del grupo…

GRRRRR

DOS- Grita Jeremy, lo ha dicho en castellano.

Hemos salido corriendo a por el pañuelo y…

TA CHÁAAAAANNNNNN

He ganado el puntooooooooo

BRAVOOOOOOOO bravooooooo

En el juego del pañuelo no todo es velocidad por lo menos física y mentalmente….jejeje yo soy ¡¡¡más rápida!!

Me ha subido la moral, la verdad, pensar que no era yo la que estaba perdiendo puntos para mi equipo. Pero ¿quién coño está pensando en los puntos??? Parece que nadie, en realidad nadie lleva la cuenta. Se trata de jugar, investigar, probar estrategias… por ahí va el trabajo¡¡no en ganaR!!

Y entonces me pregunto ¿Cómo he llegado a las cuatro de la tarde pensando que soy lo peor?

Pues la cabeza ha hecho el resto. MIERDA. Mientras el cuerpo no paraba de hacer estos ejercicios/tortura de pies en 45 grados y viaje a un lado y a otro, y que si tensión o más tensión y arriba y abajo y bla bla bla… mi cabeza no ha parado ni un segundo de pensar en qué pinto yo en este grupo.

Respira, crece, pasa por aquí, pasa por allá. El profesor ni una sola vez me ha corregido ¿puede ser que lo esté haciendo bien y no me tenga que corregir? NO. Seguramente es que lo hago TAAAAAAAANNNNNNNNNNN mal que pasa de decirme nada. He llegado a desaparecer de la clase.

Incluso cuando me ha tocado salir a escena me parecía que no me veía.

Incluso cuando después de clase hemos compartido coche con otras 3 personas, creo que NO me ha visto, incluso cuando le he recomendado un sitio para comer, creo que ni me ha escuchado, ni me ha mirado a la cara, cuando se ha bajado del coche y se ha despedido ni siquiera ha visto que en el asiento de atrás iban DOS personas y UNA de ellas era yo.

¿WHAT IS WRONG WITH ME?????

¿qué me estoy haciendo? En vez de centrarme en MI faena, en MI trabajo me voy por las ramas con dramas mentales que, inventados o no, no me hacen sentir bien!!

Tíos buenos: CERO

Turbantes: 1

Piroleros: 5

Sobreactuaciones: 545.689

Anuncios

2 thoughts on “Entreno. Día 32.

  1. yo me he sentido así muchisimas veces, como inexistente..lo malo es que la mayoria de las veces el problema estaba en que no existia ni para mí, siempre buscandome en los ojos de los demás…
    Ahora intento centrarme en mi…a veces lo consigo y a veces aun me descubro buscando que los demás me digan lo maravillosa que soy…pero aun así…voy y me quiero! jajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s