La llamada

Imagina esa llamada inoportuna de una persona con la que no quieres hablar. Imagina esa excusa tan trillada que, sin acabarla, la persona al otro lado del teléfono ya sabe que no es verdad:
-Estoy muy liada, ahora te llamo.
Que quiere decir: mira que no tengo ganas de hablar contigo, ya si eso dentro de 10 años nos vemos, si eso
¿qué puede hacer el teatro por mi en esta situciaón?

¿El teatro está contigo my friend! El teatro puede darte una salida más que digna:
Tira de repertorio y saca la “Marilyn” que llevas dentro, piensa en el Mr. President mientras deslizas tus dedos por el teléfono, arrastra una mmmmm y dí muy bajito:
-Luego te llamo…
Se le olvidará de un plumazo para qué te estaba llamando.

mmmluego te llamo…

 

Anuncios