¿por qué la publicidad nos quiere tan mal?

Y los medios le hacen el juego.

Habitación.Interior. Día.
Me despierto y pongo la radio (la Ser para más señas)
Cocina. Interior. Día.
Mientras preparo el café escucho la columna de Almudena Grandes donde habla de las 200 niñas secuestradas, al final nos invita a recordarlas cada vez que pasemos por un prostíbulo, porque quizás una de ellas esté allí.
Después una promo con la voz de Pepa Bueno diciendo que los periodistas de la casa se suman a la causa ‪#‎BringBackOurGirls‬
Salón. Interior. Día.(Nublado)
Cuña publicitaria de un coche
“… puedes comprar sexo, pero no puedes comprar amor…”
Y así todo el rato.

Anuncios

2 thoughts on “¿por qué la publicidad nos quiere tan mal?

  1. Hemos tomado el primer café/té a la misma hora hoy.
    También he oído lo que cuentas, y sí, la publicidad toda es un signo del mundo en que estamos y al que cada día me gustaría echar la palanca del freno para apearme.
    Luego ya pasé a Radio3

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s