entrenar, Me quiero. Me cuido.
Dejar un comentario

Mi cuerpo serrano

Vengo de la piscina.

Nado durante 45 minutos siguiendo las instrucciones de Ana, mi profesora favorita de todos los tiempos. Hoy tocaba una clase técnica y hemos hechos muchos largos, sin manos, sin brazos, sin lado derecho, sin lado izquierdo…

Es trabajoso y te da muchas pistas de cómo funciona el cuerpo pero no es de eso de lo que quiero hablar. Es que a mitad de clase he sentido una gratitud infinita por mi cuerpo. Por cómo funciona, por tenerlo completo.

Soy afortunada  y me arrepiento de no celebrarlo a cada momento.

Gracias cuerpecico serrano. Te quiero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s