Orca Maris. Capítulo 3725.

Estaba pensando para mis adentros no escribir sobre las Orca Maris OTRAVEZ porque me repito y yo misma me he contestado:
-¿Pero te apetece escribir sobre esto?
-Pues sí. Quiero ordenar algunas ideas y compartirlo en el grupo de whatsapp.
– Chica, ¡escríbelo y déjame tranquila!
Y así es como he abiero el ordenador y me he callado un rato conmigo misma que a veces me doy la turra que no veas…


Una de las maravillas de tener un grupo de mujeres que nadan juntas es que solo con estar juntas la confianza en una crece.
Esto es así, como por arte de magía.
No obstante el grupo Orca Maris tiene una forma peculiar de organizarse.
La base principal es que cada una se hace responsable de sí misma. En todos los sentidos.

El eje principal del encuentro es que cada una esté centrada en su cuerpo, sus necesidades, sus ritmos, sus pensamientos… Que podamos escucharlos y respetarlos y darnos la autoridad para seguir nuestros impulsos.
Todo esto sin olvidar que nadamos en grupo.

Así que a la vez que nadas y te encuentras contigo tienes que tener un ojo en las demás y en el entorno. Nadar en el mar no es lo mismo que nadar en una piscina; hay que estar pendiente de las olas, de la dirección, del grupo. Hay que estar muy atenta a no perderte, no quedarte sola y que alguien sepa dónde estás.
Es muy importante ser sincera con una misma, no hacerse la “valiente” si no puedo más. O no ir más lenta de lo que es tu ritmo para no quedarte fría. Enfrentarte a tus propios miedos es un trabajo individual que solo tú podrás hacer, aunque a veces al decirlos en voz alta se disuelven o en la misma acción te das cuenta de que desaparecen.

Al mar también nos llevamos la Exigencia Cero, nuestra manada es un espacio seguro, libre de juicios, en el que dejamos de lado las etiquetas e intentamos SER nosotras mismas.

¿qué quiere decir “libre de juicios”? que estamos atentas a nuestros pensamientos, nuestras palabras e intentamos no emitir juicios sobre nosotras mismas o sobre las demás. No poner etiquetas de los que somos o dejamos de ser ni “positivas” ni “negativas”: las lentas, las rápidas, las valientes, las tardonas, etc.

Las etiquetas nos aprisionan, nos coartan la libertad, nos atan…

Sentir que estás en un lugar dónde no vas a ser juzgada te da seguridad para SER quien eres realmente. Sé que este es un trabajo de largo recorrido, no sale a la primera ni a la segunda pero también sé que FUNCIONA.

Cuando hablo de responsabilidad personal estoy hablando de esto:

-hacernos cargo de nosotras mismas

saber qué necesitamos en cada momento

tomar consciencia de lo que sentimos

-Pedir ayuda cuando se necesite

Orca MAris es más que un grupo de mujeres que nadan juntas en el mar. Es un espacio de poderío, de toma de consciencia y crecimiento. Y yo soy una suertuda por tener este grupazo.

¡GORA ORCA MARIS!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: