All posts tagged: amistad

Agosto III

Duro. Muy duro. Ser espectadora del dolor y sentir cómo se  parte el corazón al ver sufrir a personas que quieres es muy duro. Duele mucho saber que el dolor no es  ni una décima parte de lo que le siente  tu amiga. Respirar y sentir se hace cuesta arriba cuando alrededor no hay más que tristeza, tristeza, tristeza… y todo esto sucede en medio de un circo costumbrista que no hay dios que lo entienda. Estoy hablando de la muerte y de la despedida. Mientras los más allegados se debaten entre desaparecer del mapa o permanecer presentes, el resto circula alrededor del muerto con el único fin de saciar sus propias necesidades. Son muy pocos los que se presentan solo con las ganas de ACOMPAÑAR EN EL SENTIMIENTO y muchos los que necesitan estar allí para sentirse mejor con ellos mismos, para contagiarse del dolor de la viuda y sentirse reconfortados en el suyo. Hay quien se presenta con las manos vacías y la boca llena de palabras sin sentido, innecesarias, que duelen al …

Desconfío de las buenas personas

Desconfío de las personas que SIEMPRE dicen sí. Desconfío de las que SIEMPRE están ahí para “ayudarte”. Desconfío de los que escuchan mis quejas infinitas. Desconfío de los que preparan mis planes. sin preguntarme. Desconfío de la amiga que siempre me ve maravillosa. Desconfío del novio que me lleva a todos los sitios en coche. Desconfío de la peluquera que SIEMPRE sabe lo que me gusta. Desconfío de los que dicen “si lo he hecho por ti!” Desconfío de la madre que lo hace TODO por sus hijos. Desconfío del padre que se “mata” a trabajar para darle lo mejor a su familia. Desconfío de las personas que SIEMPRE tienen problemas. Desconfío de los que SIEMPRE resuelven los problemas. Desconfío de los amigos que dicen “un día de estos quedamos”. Desconfío del que SIEMPRE está alegre. Confío en las personas que saben decir NO, hoy no puedo, no quiero, no tengo… Confío en la amiga que dice que no escucha mis quejas, que son siempre las mismas, que haga algo para cambiarlas. Confío en las …

¿por qué dices LUEGO cuando quieres decir NO?

¡¡Me haces perder el tiempo!! Pero no es eso lo que me duele, lo que me duele,  son las falsas esperanzas que me creo alrededor de tu luego. “Luego te llamo”  me dices, y yo te creo. Y empiezo a imaginarme mi viaje, nuestro encuentro, nuestras conversaciones atrasadas, unas risas, unas cañas… Y pasa el tiempo, y no me llamas, pero yo me sigo agarrando al LUEGO. Y el LUEGO no llega nunca, pero yo espero y espero, por que tu no me has dicho ” NO ahora no es buen momento”,” ahora no quiero”, “No me apetece”…no.  Tú me has dicho LUEGO. ¡¡Y yo te creo!! Y  espero…